La Viña

A partir de una combinación única de clima y suelo Navaltallar orienta todo su proceso productivo a la calidad de sus  monovarietales a base de tempranillo.

Los marcos de plantación estrechos en combinación con el vigor del viñedo da lugar a racimos de bayas pequeñas y hollejo grueso. Más adelante, las podas en verde eliminan hasta un 60% de la carga frutal hasta situarla en 4000 kg por hectárea.

Un control adecuado del estrés hídrico, la vendimia tardía (finales de octubre) y selectiva de la uva ligeramente sobre-madurada, acaban por crear un producto original de gran estructura pero sin excesivo grado alcohólico (13º).

Subir
Marketing Online nlocal